FORMACIÓN
EN TERAPIA GESTALT

Impartida por docentes de amplia experiencia en el ámbito formativo y terapéutico

miembros Titulares y Didactas de la Asociación española de Terapia Gestalt (AETG).

 

Nuestra formación, homologada por la AETG, se imparte durante un total de 635 horas, repartidas en 3 años y medio. Trabajamos en pequeños grupos, de modo que el alumnado pueda disponer de todo el espacio y la atención necesarios para su aprendizaje y evolución.

Curso básico (200 horas) _

Iniciación en las técnicas y el trabajo gestáltico. Es un curso vivencial, con una introducción básica a los aspectos teóricos de la Gestalt, en el que se favorece el crecimiento personal como forma de conocer y experimentar la terapia Gestalt. [Leer más]

Curso superior (235 horas) _

Este curso combina el trabajo vivencial (que incluye los trabajos que se realizan en el entrenamiento como cliente, como terapeuta y como observador) con el de reflexión y con la elaboración teórica que se realiza en los seminarios y tutorías. [Leer más]

Curso de supervisión (200 horas) _

Final del ciclo formativo. Se combinan trabajos vivenciales y de dinámica de grupo con otros dedicados a la supervisión del trabajo del alumno, tanto en el ámbito de la terapia individual como en el manejo de grupos. [Leer más]

Otros aspectos de la formación _

  • Se darán diplomas acreditativos de cada curso, así como de la formación completa, homologados por la Asociación Española de Terapia Gestalt (AETG).
  • Para inscribirse en la formación es necesaria una entrevista previa.
  • Las entrevistas se realizan en Mataró y Barcelona y son totalmente gratuitas.

 

Sobre la formación en Terapia Gestalt

 

Si estás interesado en cursos de terapia Gestalt, has de saber que la formación en terapia Gestalt es mucho más que un aprendizaje meramente académico. En Gestalt Barcelona sentimos que estudiar psicoterapia Gestalt es transformación, apertura a nuevas experiencias, profundidad en el conocimiento de uno mismo y de los demás.

La psicología de la Gestalt se inscribe dentro de la corriente Humanista. Frente a posturas clásicas que ponían el énfasis en el trastorno mental o en la cuantificación y lo exclusivamente racional, es decir, frente a posturas deterministas y reduccionistas del ser humano, el objetivo de la corriente humanista es la exaltación de la persona, de su libertad, de su existencia. Es el ser humano realizado, evolucionado, íntegro y creativo.

La solución que se propone sistémicamente al problema creciente del malestar psíquico y emocional de los ciudadanos es la negación del síntoma, la anestesia. El número de personas medicadas con antidepresivos y sedantes se ha triplicado en los últimos años, y el malestar sigue aumentando, hasta el punto de que la OMS augura que la depresión será la primera causa de discapacidad dentro de 15 años (¡y alerta ante el aumento de prescripción de antidepresivos a niños!).

Ante este panorama alarmante, ante la evidencia de que la pérdida de contacto con nosotros mismos nos precipita en la infelicidad y en una pérdida del significado de la existencia, la formación en terapia Gestalt aparece como un poderoso revulsivo, pues está implícita en la Gestalt una búsqueda de lo original en el ser humano en el sentido de lo no condicionado, lo vital, aquello que se encuentra en el origen. Una reivindicación, un dar valor y apertura a las emociones sean las que sean por la función crucial que tienen en nuestros procesos adaptativos.

En consecuencia nuestra escuela de formación Gestalt Barcelona es una institución viva, donde estudiar psicoterapia conlleva detectar la forma en que adormecemos nuestros sentidos, aprender a liberar las emociones y con ellas nuestra creatividad, descubrir nuevas facetas en la relación con los demás, experimentar la existencia con mayor riqueza de matices.

La Gestalt defiende una autenticidad que ya avanzaba Carl Rogers (1902/1987), psicoterapeuta y fundador del enfoque humanista junto a Maslow, cuando afirmó: “En mis relaciones con las personas he encontrado que no ayuda, a largo plazo, actuar como si fuera algo que no soy”. Una autenticidad que tiene como requisito previo la aceptación, la apertura a la experiencia: “Acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ese es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante”.

Por su parte, Abraham Maslow (1908/1970) enfatizaba la importancia de escucharse a uno mismo en lugar de a las voces introyectadas de nuestros padres, profesores, del sistema o de otras formas de autoridad. Porque reconocía en cada individuo un impulso innato hacia la salud y la realización.

Fue Fritz Perls quien acuñó el término Terapia Gestalt, junto a otros como “autoregulación organísmica” para referirse a este impulso hacia la salud al que aludía Maslow, poniendo el foco en la autenticidad, en la experiencia y en el aquí y ahora.

La formación en psicoterapia en la escuela Gestalt Barcelona se corresponde con estos planteamientos básicos, y por esa razón los cursos de psicoterapia Gestalt no se limitan a los necesarios conocimientos teóricos, sino que además son vivenciales, se trabaja desde la experiencia y la experimentación, estableciendo las condiciones para que el alumno descubra por sí mismo y en sí mismo aquello que necesita conocer. Además, ofrecen a aquellos que cursan formación en psicoterapia un programa exhaustivo impartido por docentes de amplia experiencia y avalado por la Asociación Española de Terapia Gestalt. La importancia que damos a la buena práctica terapéutica viene acreditada por las 200 horas de supervisión que recibe el estudiante al final de los 3 años y medio que dura la formación en Terapia Gestalt.

Por otra parte, la escuela de formación Gestalt Barcelona cuenta con la colaboración de reconocidos profesionales que imparten formación en áreas vitales y específicas, como son las Técnicas Gestálticas aplicadas a la Adolescencia, a la Infancia, al Psicodiagnóstico Infantil y a la Relación de Ayuda. Y contamos con una amplia oferta de talleres intensivos y cursos de posgrado que permiten al estudiante profundizar en numerosos ámbitos y aspectos de la práctica terapéutica.

Si has leído hasta aquí es que estás realmente interesado, y podrás comprender la razón por la que los componentes del equipo de Gestalt Barcelona nos sentimos apasionados por nuestro trabajo. Frente a la deriva de una civilización que tiende cada vez más a la uniformidad, a la superficialidad, a la mecanización y a la insensibilización, nos sentimos herederos de una tradición que respira aire fresco, que confía en el ser humano y que trabaja por su integridad.

Si quieres estudiar terapia Gestalt en Barcelona, Gestalt Barcelona es tu escuela. Infórmate sin compromiso.