FORMACIÓN
EN TERAPIA GESTALT

Certificada por la Asociación Española de Terapia Gestalt (AETG)

 

LA GESTALT

 

La Gestalt, uno de los principales exponentes de la corriente Humanista,  frente a posturas deterministas y reduccionistas del ser humano, propone la exaltación de la persona y trabaja con una concepción del ser humano como agente capaz de desarrollarse de forma libre y autónoma.

El enfoque Gestáltico, concebido a menudo como un enfoque ateórico, propone una forma de estar en el mundo y una filosofía de vida. Promueve la integración de las principales dimensiones del ser humano: corporal, emocional, intelectual, social y espiritual, y permite una vivencia global y unificada de la persona.

La Terapia Gestalt favorece el contacto auténtico con uno mismo y con los otros, la propia responsabilidad de los procesos en curso y la fe en la sabiduría intrínseca del organismo (la persona total que somos) para autoregularse de forma adecuada. A partir de la emergencia de la corriente Humanista, la terapia ya no aparece forzosamente ligada a la enfermedad, sino que se convierte en una herramienta de desarrollo personal.

 

SOBRE GESTALT BARCELONA

 

Ofrecemos formación en psicoterapia Gestalt desde el año 2002, y nos definimos como una escuela de Gestalt y como un Centro de psicoterapia Gestalt.

Nos hemos ajustado esencialmente al legado de Fritz Perls y, al mismo tiempo, siempre acordes al espíritu abierto propio de la Gestalt, damos cabida a todo aquello que favorece que nuestra formación sea  más completa.

Somos una escuela artesanal, y realizamos un seguimiento cercano y directo tanto de los aspectos formativos como de lo que sucede a nivel grupal y de la evolución de cada alumno.

Nos sentimos comprometidos con la Gestalt como proceso existencial, más allá de la enseñanza de los fundamentos de la psicoterapia Gestalt, de sus técnicas, y de la peculiar posición del terapeuta gestáltico. El ser se hace más transparente y más completo mediante un abrirse a la experiencia con conciencia; mediante el darse cuenta, a través de sus distintos centros (el intelectual, el emocional y el instintivo-corporal) de lo que sucede en el aquí y el ahora.

En resumen, compartimos el deseo de formar parte del proceso que nos lleva a ser personas más libres y transparentes.

 

CONTENIDOS TRANSVERSALES DE LA FORMACIÓN

 

El Darse Cuenta. Es la capacidad de nuestro yo para percatarse, que viene determinada por una serie de condicionantes, tanto internos como externos, derivados de nuestra relación con nosotros mismos y el entorno. Este darse cuenta siempre se da en el presente, en un aquí y un ahora. Se relacionan con el darse cuenta la atención (el percatarse de qué ocurre dentro y fuera de uno mismo) y la concentración (focalización de la atención en un aspecto concreto del entorno en el que me hallo). La gestalt ha definido la neurosis como una perturbación del darse cuenta que hace que un ser humano se relacione de manera ineficaz dentro de los entornos en los que su vida se desarrolla.

La Escucha gestáltica. Al hablar de relación terapéutica hablamos de modelos de relación paciente–terapeuta que, generalmente, se ajustan a ciertos modelos teóricos desde los que se contempla la mente o la interacción del individuo con su medio. La peculiaridad, cuando hablamos de escucha gestáltica, reside en que el terapeuta, centrado en el principio fundamental del darse cuenta, se usa a sí mismo como referencia, atendiendo a lo que le sucede en la relación con el paciente. El terapeuta utiliza como mapa de referencia sus propias vivencias para transformarlas en acción terapéutica.

Polaridades. El filósofo Solomon Friedlander mostró la importancia de la integración de las polaridades (los opuestos) si queremos tener una visión profunda del funcionamiento de nuestra mente. En su libro Indiferencia creativa, ofrece la teoría de que todo evento se relaciona con un punto cero a partir del cual se realiza una diferenciación en opuestos. Estos opuestos manifiestan, en su concepto específico, una gran afinidad entre sí. Con esta visión podemos adquirir una capacidad creativa para ver ambas partes de un suceso y percibir la mitad incompleta. Al evitar una visión unilateral logramos una compresión mucho más profunda de la estructura y función del organismo.

Mecanismos de defensa. El mecanismo de defensa es una manera de no darse cuenta de impulsos (instintos, pulsiones) o afectos (emociones, sentimientos) que son desagradables o dolorosos para el yo. Es decir, se trata de mecanismos que nos mantienen inconscientes. Perls nos dice:  El neurótico es el hombre sobre el que la sociedad actúa con demasiada fuerza. Su neurosis es una maniobra defensiva para protegerse a sí mismo de la amenaza de ser aplastado por un mundo avasallador. La neurosis es su técnica más efectiva para mantener su equilibrio y su sentido de autoregulación en una situación en la cual siente que la suerte no le favorece.

Ciclo de Contacto y Retirada. También se le conoce como Ciclo de Autorregulación Organísmica, Ciclo de la Gestalt, Ciclo de Contacto–Retirada o Ciclo de satisfacción de necesidades. A través de este concepto se pretende analizar el proceso que transcurre desde la identificación de una necesidad hasta su satisfacción o intento de satisfacción. Como más adelante veremos, la neurosis se manifiesta a través de distintos tipos de interrupción de ese ciclo que incluye lo que podemos llamar una fase de darse cuenta (identificación de la necesidad) y otra de contacto (satisfacción de la necesidad).

Sueños. Perls, al igual que Freud o Jung, halló en el sueño un campo que él mismo calificó como su preferido a la hora de trabajar (Sueños y existencia). Veamos cuál es el posicionamiento de Perls ante este fenómeno psíquico: Freud llamó a los sueños la Vía Regia, el camino real hacia el inconsciente. Yo creo que es el camino real hacia la integración. Yo no sé lo que es el “inconsciente”, pero sé definitivamente que el sueño es la producción más espontánea que tenemos. Nos llega sin nuestra intención, voluntad o deseo. El sueño es la expresión más espontánea de la existencia de un ser humano.

Reglas y técnicas gestálticas. Introducción a los elementos fundamentales de la técnica gestáltica:

_ Reglas gestálticas: el principio del aquí y ahora, el lenguaje personal (hablar en primera persona, evitar generalidades, énfasis en el cómo más que en el por qué) y la relación yo–tu.

_ Técnicas gestálticas: la aplicación de las distintas técnicas gestálticas o experimentos en el trabajo terapéutico, poniendo especial énfasis en la clasificación dada por Claudio Naranjo de la división de las técnicas en supresivas (técnicas dirigidas a confrontar las actitudes neuróticas del cliente), expresivas (técnicas dirigidas a apoyar al cliente en sus manifestaciones de autenticidad) e integrativas (técnicas dirigidas al trabajo con subpersonalidades internas o externas).

 

PARTICPANTES

 

Esta formación está diseñada para profesionales de las Ciencias Humanas, Sociales y Médicas. En definitiva, a personas interesadas en realizar un proceso de crecimiento personal y en la relación asistencial o de ayuda.

 

OFRECEMOS LA FORMACIÓN EN DOS FORMATOS DISTINTOS

 

Formato de fin de semana. Un encuentro mensual de fin de semana con los siguientes horarios: el viernes de 19h a 22h, el sábado de 10h a 14h y de 16h a 20h, y el domingo de 10h a 14h.

Formato de semanal. Una tarde a la semana con el siguiente horario: de 18h a 22h.

 

OBJETIVOS Y APRENDIZAJES DE LA FORMACIÓN EN TERAPIA GESTALT

 

_ Aumentar la consciencia de una misma/o.
_ Incrementar la percepción clara de situaciones y procesos.
_ Aprender el uso de una misma/o como instrumento para la intervención.
_ Ampliar la capacidad de observar y compartir selectivamente observaciones sobre lo que está sucediendo en otra persona, grupo o          sistema.
_ Fomentar nuevos marcos de actuación para facilitar y gestionar los cambios.
_ Aprender un enfoque que reconoce las relaciones genuinas.
_ Desarrollar la capacidad para realizar devoluciones que faciliten la toma de conciencia.
_ Utilizar la resistencia como un elemento útil al servicio del proceso, de las personas, y del grupo.
_ Desarrollar la habilidad de trabajar con las diferencias.
_ Reconocer, regular y transformar los conflictos de una forma creativa.

 

PROGRAMA DE FORMACIÓN

 

La formación se estructura en 3 cursos a lo largo de tres años y medio, denominados Curso Básico, Curso de Entrenamiento y Curso de Supervisión. A continuación, detallamos los objetivos y los contenidos de cada uno de ellos.

 

Curso básico. 200 horas

El curso básico está dirigido al aprendizaje experiencial, y a la comprensión de los aspectos básicos de la psicoterapia Gestalt a través de talleres teóricos y vivenciales.

_ Facilita un proceso personal de autoconocimiento que sustenta las bases sobre las que aprender a acompañar a personas y grupos con garantías.

 

Curso de entrenamiento. 235 horas

El curso de entrenamiento profundiza en el manejo de las técnicas y actitudes gestálticas a través de la práctica de la intervención individual y grupal.

_ Prácticas de trabajo terapéutico, estructuradas en forma de terapia individual (trabajo por tríadas: terapeuta, cliente y observador), y de grupo.

 

Curso de supervisión. 200 horas

El curso de supervisión se focaliza en la supervisión de las intervenciones del alumnado, tanto en el ámbito individual como en la facilitación de grupos.

_ Aproximación a la clínica gestáltica, a sus aspectos transpersonales y a los aspectos transferenciales y contratransferenciales.
_ Psicoanálisis y complejo de Edipo, psicopatología y farmacología, otros enfoques.
_ Descubrir el propio estilo de hacer terapia Gestalt.

 

TALLERES MONOGRÁFICOS

 

A lo largo de los tres años y medio de formación se realizarán cuatro talleres monográficos específicos residenciales, que completan la propuesta formativa del programa que ofrece Gestalt Barcelona.

Vínculos familiares. El taller de Vínculos familiares tiene como objetivo conocer y comprender las vivencias afectivas primordiales que se constituyeron a través de las relaciones con las figuras parentales. Este conocimiento y esta comprensión pueden ayudar a superar aspectos frágiles de la autoestima, así como algunos de los límites, conflictos y dificultades que experimentamos en las relaciones afectivas de carácter íntimo y en las relaciones con otros seres humanos en general.

Sexualidad. En este taller proponemos una exploración de la sexualidad, entendida como una forma de relación en la que el cuerpo y los sentidos constituyen los elementos fundamentales. La exploración de los sentidos y el reconocimiento de los tabúes y los propios límites, del pudor y los bloqueos, ayudan a restablecer una mejor relación con la propia sexualidad, con el deseo y con la relación sexual como un lenguaje del placer y del amor.

Psicopatología del carácter. A través del trabajo bioenergético, este taller ofrece la posibilidad de transitar por las cinco etapas evolutivas originales (y sus escenas) de formación del carácter.

Renacimiento. Este taller nos ayudará en lo regresivo: sanar la información del nacimiento biológico; y en lo progresivo: invitarnos a vivir, sin violencia y sin miedo, los continuos nacimientos y muertes que la vida nos ofrece.

 

Sobre la formación en Terapia Gestalt

 

Si estás interesado en cursos de terapia Gestalt, has de saber que la formación en terapia Gestalt es mucho más que un aprendizaje meramente académico. En Gestalt Barcelona sentimos que estudiar psicoterapia Gestalt es transformación, apertura a nuevas experiencias, profundidad en el conocimiento de uno mismo y de los demás.

La psicología de la Gestalt se inscribe dentro de la corriente Humanista. Frente a posturas clásicas que ponían el énfasis en el trastorno mental o en la cuantificación y lo exclusivamente racional, es decir, frente a posturas deterministas y reduccionistas del ser humano, el objetivo de la corriente humanista es la exaltación de la persona, de su libertad, de su existencia. Es el ser humano realizado, evolucionado, íntegro y creativo.

La solución que se propone sistémicamente al problema creciente del malestar psíquico y emocional de los ciudadanos es la negación del síntoma, la anestesia. El número de personas medicadas con antidepresivos y sedantes se ha triplicado en los últimos años, y el malestar sigue aumentando, hasta el punto de que la OMS augura que la depresión será la primera causa de discapacidad dentro de 15 años (¡y alerta ante el aumento de prescripción de antidepresivos a niños!).

Ante este panorama alarmante, ante la evidencia de que la pérdida de contacto con nosotros mismos nos precipita en la infelicidad y en una pérdida del significado de la existencia, la formación en terapia Gestalt aparece como un poderoso revulsivo, pues está implícita en la Gestalt una búsqueda de lo original en el ser humano en el sentido de lo no condicionado, lo vital, aquello que se encuentra en el origen. Una reivindicación, un dar valor y apertura a las emociones sean las que sean por la función crucial que tienen en nuestros procesos adaptativos.

En consecuencia nuestra escuela de formación Gestalt Barcelona es una institución viva, donde estudiar psicoterapia conlleva detectar la forma en que adormecemos nuestros sentidos, aprender a liberar las emociones y con ellas nuestra creatividad, descubrir nuevas facetas en la relación con los demás, experimentar la existencia con mayor riqueza de matices.

La Gestalt defiende una autenticidad que ya avanzaba Carl Rogers (1902/1987), psicoterapeuta y fundador del enfoque humanista junto a Maslow, cuando afirmó: “En mis relaciones con las personas he encontrado que no ayuda, a largo plazo, actuar como si fuera algo que no soy”. Una autenticidad que tiene como requisito previo la aceptación, la apertura a la experiencia: “Acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ese es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante”.

Por su parte, Abraham Maslow (1908/1970) enfatizaba la importancia de escucharse a uno mismo en lugar de a las voces introyectadas de nuestros padres, profesores, del sistema o de otras formas de autoridad. Porque reconocía en cada individuo un impulso innato hacia la salud y la realización.

Fue Fritz Perls quien acuñó el término Terapia Gestalt, junto a otros como “autoregulación organísmica” para referirse a este impulso hacia la salud al que aludía Maslow, poniendo el foco en la autenticidad, en la experiencia y en el aquí y ahora.

La formación en psicoterapia en la escuela Gestalt Barcelona se corresponde con estos planteamientos básicos, y por esa razón los cursos de psicoterapia Gestalt no se limitan a los necesarios conocimientos teóricos, sino que además son vivenciales, se trabaja desde la experiencia y la experimentación, estableciendo las condiciones para que el alumno descubra por sí mismo y en sí mismo aquello que necesita conocer. Además, ofrecen a aquellos que cursan formación en psicoterapia un programa exhaustivo impartido por docentes de amplia experiencia y avalado por la Asociación Española de Terapia Gestalt. La importancia que damos a la buena práctica terapéutica viene acreditada por las 200 horas de supervisión que recibe el estudiante al final de los 3 años y medio que dura la formación en Terapia Gestalt.