LAS CUATRO CARAS DEL HÉROE

DEL 8 AL 11 DE JUNIO 2018
PRECIO 450€

Coordina: Amós Vásquez

 

Las cuatro caras del héroe es el taller creado por Paco Peñarrubia en el que aborda su modelo de trabajo gestáltico simbólico, un taller que como él ha descrito , empezó siendo un enfoque gestáltico de la creatividad, enfatizando lo que tienen de artístico y creativo las técnicas gestálticas, así como una concepción de la creatividad que no tuviera que ver con el ‘Arte’ en mayúsculas ni con el estereotipo de la originalidad a toda costa, sino con la esencia gestáltica de ser uno mismo.

Haciendo historia, el germen de este taller, data de los primeros años 80 en una escuela de salud en verano que tenía lugar en Formentera. En todo este tiempo Paco ha ido incorporando aportaciones de su propia cosecha así como de otros a los que da reconocimiento por ello en el capítulo de su libro donde expone este trabajo de manera sucinta aunque pormenorizada (‘Terapia Gestalt. La Vía del Vacío Fértil’, en la edición publicada en 1998): Michel Katzeff , Antonio Asín, Albert Rams y Claudio Naranjo están, de alguna manera, presentes en lo que ha sido la creación de este abordaje gestáltico simbólico.

El esquema del taller es circular, configurado por varios cuartetos que se distribuyen en cada punto cardinal como veremos en el siguiente esquema. Organizado todo ello dentro de una experiencia vivencial, en grupo intensivo, haciendo un recorrido de autodescubrimiento por estas cuatro caras del héroe o aspectos individuales a la vez que universales.

La circularidad alude a la noción de ciclo, a través de los cuales, el héroe va haciendo su viaje. El círculo es el símbolo por antonomasia de un ciclo, a la vez es una imagen en la que no hay principio ni final. El circulo de la vida donde transcurren las estaciones del año y donde transcurre también la eternidad. La fuente y el destino, muerte y renacimiento. El círculo, dice Jung, expresa la totalidad de la psique en todos sus aspectos, incluida la relación entre el hombre y la naturaleza. Podemos decir que cada ciclo en este abordaje representa una oportunidad de aprendizaje que nos lleva del ámbito de la circunferencia del círculo (creatividad: ser esto y su contrario), al centro (arte: ser uno mismo).

La serie de cuartetos que se proponen en este trabajo son:

• Los cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire, con que los primeros filósofos trataron de explicar el universo.
• La visión holística de la gestalt que concibe al ser humano como la interrelación del cuerpo (sensación), emoción, intelecto y espiritualidad.
• Los cuatro oficios mitológicos: agricultor, navegante, guerrer@ y guía como figuras arquetípicas para explorar cuatro aspectos del individuo a la manera de polaridades gestálticas con las que jugar creativamente.
• Los cuatro primeros chakras.
• Los mecanismos neuróticos y su reconversión creativa en términos de tradición, conocimiento, disciplina y trascendencia.