PSICOTERAPIA INDIVIDUAL

Horas a convenir

 

La terapia gestáltica mantiene que lo único que necesitamos para que se produzca un cambio es presencia, estar conscientes y responsabilidad.

Aunque son muchas las formas en que las personas evitamos estar conscientes, aunque los bloqueos emocionales y las distorsiones cognitivas que nos perturban sean múltiples, la solución se presenta desde una absoluta simplicidad: estar verdaderamente presentes aquí y ahora va a permitir que nuestro organismo procese y se libere de todo aquello que constituye un obstáculo.

En consecuencia, el proceso terapéutico va a descansar en la toma de conciencia y en la espontaneidad. Hay belleza y vitalidad en este proceso íntimamente liberador, hay celebración espontánea en cada descubrimiento y en cada aceptación, porque nos acercan a la experiencia de ser.