COS & COR BIOENERGÉTICA Y TANTRA

SESIONES ABIERTAS MENSUALES
VIERNES Y DOMINGOS DE 17:00H A 20:00H
PRECIO 30€ POR SESIÓN
FECHAS: viernes 24 noviembre, domingo 17 diciembre, domingo 14 enero, domingo 11 febrero, domingo 10 marzo, viernes 5 abril, viernes 3 mayo, viernes 7 junio.
Facilitado por Esther MartÍn

El cuerpo es la base de nuestra consciencia, permitiéndonos interactuar con el mundo, expresar emociones y experimentar sensaciones físicas. Desbloquear el cuerpo para una mayor consciencia puede llevar a una vida más plena, reduciendo el sufrimiento y amplificando el placer. Este proceso busca la armonía interna, fomentando la relación honesta y auténtica con una misma y con los demás y por tanto potenciando relaciones significativas en todos los aspectos de la vida. Un camino hacia el bienestar integral.

A menudo, nuestros cuerpos se ven sometidos a tensiones físicas que se tejen a nivel psicoemocional en nuestro ser. El estrés y las emociones reprimidas pueden manifestarse en forma de bloqueos corpóreos, una suerte de muros que nos mantienen alejados de nuestro auténtico yo. La psicoterapia corporal emerge como una brújula en este viaje, permitiéndonos liberar estas tensiones, como si desatáramos nudos en un cordón que ataba nuestras sensaciones y emociones.

Cuando estas tensiones se desvanecen, el sufrimiento físico y emocional se disipa como una densa niebla al amanecer. Las cadenas que una vez apresaron nuestro bienestar se rompen, aliviando tensiones crónicas, dolores y malestares que antes parecían inquebrantables. .

En este proceso, no sólo recuperamos la calidad de vida, sino que también experimentamos una liberación del sufrimiento psicológico. Las emociones fluyen con una fluidez restauradora, como un río que recupera su curso natural.

Nuestra percepción de la realidad, antes distorsionada por bloqueos emocionales y físicos, se aclara como un cielo despejado. Al liberar cuerpo y mente, nuestra vista se agudiza, revelando una realidad más nítida y equilibrada. En este estado de mayor lucidez, abordamos desafíos y nos adaptamos a las cambiantes mareas de la vida con una destreza que una vez parecía inalcanzable.

La capacidad de sentir placer y alegría se magnifica. Los bloqueos emocionales y físicos, que alguna vez eclipsaron nuestra capacidad de experimentar placer, ceden ante una inundación de sensaciones gratificantes. La vida se torna más rica y satisfactoria, un lienzo en blanco sobre el cual pintamos nuestras propias pinceladas de gozo y felicidad. Este es el camino hacia una vida plena y satisfactoria, un viaje hacia el bienestar en todos sus niveles: físico, emocional y mental.